Autoconsumo compartido

Siguiendo el hilo del post anterior Reducir las emisiones contaminantes es posible nos ha parecido oportuno hablaros del autoconsumo compartido y de cómo puede afectar a la economía de las familias.

El pasado mes de mayo el Tribunal Constitucional anuló la prohibición del autoconsumo compartido, básicamente dejó claro que el autoconsumo es una medida de ahorro y eficiencia. Ahora el reto está en su regularización por parte del Gobierno central y las Administraciones Autonómicas.

Reactivar

Uno de los impedimentos pasa porque el Gobierno central consiga resistir la presión de las compañías energéticas que se resisten a abandonar los combustibles fósiles, así como a invertir en energías sostenibles.

Sin embargo las Comunidades autónomas están tomando la delantera favoreciendo y ayudando al autoconsumo para particulares, ayuntamientos y familias desfavorecidas. Por ejemplo estás últimas tienen una ayuda de hasta un 85% en Andalucia. ¿Sería posible solucionar la mal llamada “pobreza energética” favoreciendo el autoconsumo? Es muy probable.

Qué ha cambiado

Para hacernos una idea. Antes de la anulación por parte del Tribunal Constitucional una comunidad de propietarios de un edificio de viviendas en España tenía prohibido disfrutar de energía fotovoltaica. Es ahora cuando corresponde a las Comunidades Autónomas desarrollar la normativa para su implantación y disfrute.

Si pensamos en la cantidad de horas de sol al año que tenemos en España ¿no podríamos importar menos energía y así bajar los costes siendo productores? ¿Qué beneficios podríamos tener para nuestra salud y la de nuestras ciudades que un porcentaje de la energía que consumimos sea limpia? Como ejemplo si se desarrollarse en Madrid el autoconsumo compartido un 35% de la energía vendría de la fotovoltaica.

También sería un incentivo de empleo y desarrollo económico para comunidades con rentas más bajas de España como Extremadura, Andalucia, Murcia y Castilla La Mancha. Por poner unos ejemplos. La Región de Murcia cuenta con una media de 3.182 horas de sol al año, Andalucia 3.127 horas y Castilla La Mancha 3.114 horas. Si la media de la Unión Europa es de 1.720 horas solares… no hacen falta más palabras para saber que la energía solar sería una alternativa capaz de rebajar la tasa de paro y generar riqueza en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*